Blogia
kundaliniongnamo

Nos vemos en los parques

Quería hablaros sobre los especímenes que habitamos los parques infantiles y que hasta el momento me he ido encontrando desde que soy papi. No me refiero a los niños, claro, sino a los padres, aunque viendo al niño, se ven reflejados los padres clarísimamente, vamos.

Empezaré con los sudamericanos. Gente educada, respetuosa, a su bola. Si tienen que cruzar palabras contigo son muy educados y sus niños también. Eso se ve cuando los niños mayores que tu hijo llevan cuidado con él, intentan no empujarle cuando van corriendo e incluso les dejan sus juguetes.

Los ingleses, de los cuales alguno me he cruzado, me sabe mal decirlo después de siglos acuchillándonos con ellos, pero todavía hacen gala de más educación incluso. Tremendamente respetuosos, no levantan la voz, se comportan con mesura y dejan a sus hijos jugar, siempre observándolos y corrigiendo las actitudes que es lógico que los niños tengan, pero que hay que ir enseñándoles desde pequeñitos que cosas son o no aceptables.

Gente de paises del este suelen ser muy suyos y hablan en un idioma incomprensible para el español. No te hablan (generalmente) aunque tú les dirijas la palabra directamente, cosa que yo hago habitualmente, incomodando a la madre/padre en cuestión. Lo más curioso es que no se ríen. No les veo reirse. Supongo que irá en su cultura, pero nunca he tenido problemas con ellos.

Y llegamos el meollo del asunto, los españoles. Madre mía. Podríamos hacer un catálogo sobre todos y cada uno de los que me he encontrado. Hay muchos españoles civilizados y que ves que se implican activamente en la educación  de sus hijos, pero también hay muchos de: "yo paso y si puedo me voy a la cafetería a charrar mientras el chiquillo está allí, lejicos de mi que estoy harto/a de él/ella."

Cada uno es libre, pero también responsable de sus actos y todo lo que tú das a tu hijo te vendrá devuelto algún día, sin duda.

Ves a niños pequeños actuando como delincuentes, quitando meriendas o juguetes a otros nenes, empujándoles en un plan déspota de "como soy mayor tú te aguantas" y cuando eso pasa y los padres corrigen al nene, todo es normal y son cosas de niños, pero cuando los padres encima parece que se alegren ya no es normal y la mala actitud crece y cuando llegan a adolescentes se empiezan a torcer las consciencias y los pobres proyectos de seres humanos completos se quedan en eso, en juguetes rotos de la sociedad obligados a una vida marginal, aunque miras a los padres y es lo que son en la actualidad.

No permitas quedarte incompleto. Busca tu propia felicidad, tu propio camino, tus propios deseos, sincérate contigo mismo y observa qué ves, no hace falta airearlo en público, sólo analízate y mira si estás feliz y completo, y si no es así, no descanses hasta encontrar esa felicidad, no desfallezcas, a pesar de la que está cayendo, a pesar de los pisotones de los de arriba. Tú eres tú, crea tu realidad con tus proyecciones y no permitas nunca al desánimo asentarse en tu vida. SE FELIZ, se feliz y recuerda que no estás separado de nada. Todos somos Uno. Hami Ham, Bram Ham.

 

Sat Nam.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Anónimo -

No debemos olvidar que, tanto la palabra como el pensamiento, tienen un gran poder. Todo lo que hablamos o pensamos, lo enviamos al Universo. No debemos dejarnos llevar por la frustración o decepción por los malos ejemplos que tenemos a nuestro alrededor. Debemos convertir estos sentimientos en algo positivo.

Qué suerte tenemos de que, junto a esos ejemplos que no nos gustan, hay otros, sean sudamericanos, ingleses… chinos, japoneses, españoles (que también los habrá) o de cualquier otro lugar que el Universo ha traído a esos parques para que sirvan de modelo a los que aún no han aprendido el patrón de comportamiento a seguir. Con un poco de buena fortuna, ese ejemplo irá calando poco a poco en los más pequeños y el día de mañana habrá una posibilidad de que no sigan el ejemplo de sus padres.

ESPERANZA: ése es el sentimiento que debemos proyectar para que el Universo nos lo devuelva multiplicado…y gratitud, mucha gratitud a esas personas grandes y pequeñas que han venido de otros lugares para ayudarnos a elevar la conciencia de nuestros hermanos más jóvenes. Sat Nam y un abrazo de luz para todos.

Irene -

Decir que me ha encantado el artículo y muy mucho el comentario de Isa, estoy de acuerdo con esa manera de educar a un niño a pesar de no tener hijos. Quiero añadir algo a estos dos comentarios y es la raíz del problema con el q casualmente me estoy encontrando. La semana pasada en cierto lugar escuché a gente que quería tener hijos por varias razones y realmente mi cara reflejó el espanto al oir tales barbaridades. Un chico decía que quería tener un hijo por necesidad, o porque ya tocaba, ya había llegado el momento. Acaso un niño es un coche? A q momento se refieren? al q impone la sociedad? Otra chica me sorprendió muchisimo porque ese pensamiento creo q lo tendría mi bisabuela, dijo q quería un hijo pensando en el futuro...en q futuro? en el del niño? o en el suyo? para que la cuide? Ufffffffffff....y mi pregunta es, donde queda el deseo de ser padre/madre? de amarle, de cuidarle, aconsejarle, educarle y compartir las cosas con él? Asi q creo q esto os puede ayudar a comprender que pasa luego en los parques, a comprender que la gente realmente no se plantea para que quieren un hijo, si realmente eso va a ser una evolución de su ser, si va a ampliar su amor y a disminuir su ego o simplemente va a rellenar un vacío q luego le va a estorbar. Me entristecen esos niños q lo tienen todo, q les tapan la boca por no oirles porque les va a costar mucho encontrar los valores reales de la vida, y el amor incondicional hacia otros seres.

Isa -

Pues yo no he hecho una análisis tan exhaustivo del comportamiento en los parques teniendo en cuenta las diferentes culturas... pero me he chupado muchísimos años de parque...más de los que me hubiese gustado porque no me gustan absolutamente nada... y la verdad es que he aprendido cosas, y sí, el panorama es mu triste porque aunque hay de todo en al viña del señor, lo que más se ve es lo que tú comentas Rafa... se siguen reproduciendo roles de desigualdad que refuerzan las propias mamis ( y digo mamis porque la mayoría son mamis )...los chicos, son chicotes machoman que ocupan el mayor espacio del parque, y la chicas princesitas. El que se sale del rol, no lo tiene demasiado bien y no encaja... Hay un comportamiento muy agresivo en gral, y una falta de límites y supervisión por parte de los papis y las mamis, que es tremendo... y no sigo que me embalo, pero sí, totalmente de acuerdo con el artículo... estamos criando niñ@s que tienen lo que piden en cuanto abren la boca,que no tienen límites, y que tienen una tolerancia mínima a la frustración porque no permitimos que la gestionen para que no sufran...y sin embargo les privamos a veces con este ritmo tóxico de vida que llevamos, de lo más importante, NUESTRA PRESENCIA, y cuando digo presencia, no me refiero sólo a presencia física... me refiero a estar presente al 100%, escucharles, sostenerles, amarles, cubrirlos a nivel emocional, ponerles límites coherentes y sin miedo porque los necesitan para crecer, dejarles que se frustren porque de frustraciones está llena la vida y de ellas se aprende, fomentarles valores como la humildad, la solidaridad, la convivencia pacífica, que disfruten de compartir y de ayudar...y por supuesto acompañarles y ayudarles a tener criterio propio y a ser ell@s mim@s.

Pues eso... que veremos el fruto de esta manera de educar...me consuela saber que también hay muchísimas personas que viven la crianza de otra manera, y tienen inquietudes diferentes... quizás ésto equilibre la balanza como siempre.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres