Blogia
kundaliniongnamo

Propóleo

Hola a todos.

Hoy quería hablaros del propóleo. El propóleo (también conocido como própolis), es una sustancia resinosa que las abejas dejan alrededor de la colmena para evitar que entren parásitos en ella. También lo usan para sellar intrusos, es decir, si un ignorante gusanito o cualquier otro parásito consigue entrar a la colmena, primero lo cosen a picotazos hasta matarlo y después, para que no se pudra su cuerpo y ello acarrée infecciones, lo cubren de propóleo. El propóleo es tan, tan anti-bacteriano que es como si momificasen al intruso. Se han llegado a encontrar pequeños ratones de campo recubiertos de propóleo dentro de una colmena.

Bueno, el propóleo que se extrae para consumo humano no es del interior de la colmena, sino del exterior. Antes se solía extraer el propóleo con una espátula, raspándo, pues el propóleo es una sustancia resinosa dura, pero se ha dejado en desuso esto porque contaminaba el propóleo en sí.

Ahora se extrae o bien con alcohol o bien con tinturas, como el propolenglicol, que hace que cualquier persona, incluyendo bebés, niños y anciandos, puedan tomarlo.

Puedes encontrar mucha información en internet sobre lo buenísimo que es el este producto, pero sólo os diré que todavía se desconoce exactamente cómo las abejas lo fabrican. De hecho, Listhar se me ha adelantado, publicando un artículo en su blog hablando del propóleo (Pincha Aqui para acceder)

Como experiencia personal, os diré que en mi familia hemos curado infecciones de garganta, oido y de orina sólo con propóleo e infusión de tomillo con miel de tomillo (aunque cualquier miel sería buena, siendo esta natural, en caso de no tener miel de tomillo, que es la más antiséptica que existe).

Pero lo más interesante del propóleo viene ahora y es la inmensa cantidad de antioxidantes que posee, asociándose estos a los radicales libres y previniendo una enorme cantidad de enfermedades, entre ellas el cancer y el en envejecimiento. Los radicales libres son átomos o grupos de átomos que tienen un electrón(e-) desapareado en capacidad de aparearse, por lo que son muy reactivos.
Estos radicales recorren nuestro organismo intentando robar un electrón de las moléculas estables, con el fin de alcanzar su estabilidad electroquímica.
Una vez que el radical libre ha conseguido robar el electrón que necesita para aparear su electrón libre, la molécula estable que se lo cede se convierte a su vez en un radical libre, por quedar con un electrón desapareado, iniciándose así una verdadera reacción en cadena que destruye nuestras células. Nuestro organismo está luchando contra los radicales libres cada momento del día. El problema para nuestra salud se produce cuando nuestro organismo tiene que soportar un exceso de radiales libres durante años, producidos mayormente por contaminantes externos que penetran en nuestro organismo productos de la contaminación atmosférica, el humo del cigarrillo que contiene hidrocarburos aromáticos polinucleares, así como aldehídos que producen distintos tipos de radicales libres en nuestro organismo. El consumo de aceites vegetales hidrogenados tales como la margarina y el consumo de ácidos grasos trans como los de las grasas de la carne y de la leche también contribuyen al aumento de los radicales libres. 

Bien, pues para luchar contra estos radicales libres están las verduras verdes, las frutas, el té blanco y té verde y el propóleo, como los grandes suministradores de antioxidantes.

El mundo de la colmena es algo impresionante y cada vez lo descubro más. Un saludo a todos y disfrutad estas fiestas con salud.

Sat Nam.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

8 comentarios

Ditta -

Acabaramos...:-)

Mónica -

Muy interesante todo el artículo Dharam Dharsan, porque no tenía mucha idea sobre el propóleo, pero el que me pasaste me va genial para la garganta!!! Y es verdad que las manchas no se van jjaajaa. Muchas gracias. Sat Nam.

Rafa -

No hace falta que esté en la nevera, Francis y no hay problema con
mezclarlo con nada, pues no tiene alcohol, aún así, supongo que sería bueno
preguntarle al homeópata.
Un saludo y hasta pronto.
Sat Nam.

El 20 de diciembre de 2011 20:32, Blogia <
kundaliniongnamo.2011121901....@email.blogia.net

FRANCIS -

Rafa tu me trajiste propóleo una vez y lo tengo en la nevera,el inconveniente mio es que no se si se puede mezclar cuando se está en tratamiento con homeopatia.Pero si se que para resfriados persistentes como yo tengo es un muy eficaz.SAT NAM.

Dharam Dharsan Singh -

Verónica, te respondo por mail. José tienes toda la razón, sin abejas no habría polinización de flores y no habrían verduras ni mezcla "racial" de ellas, lo que empobrecería el ADN de los vegetales en poco tiempo y Mª José, gracias a tí por leeme. Sat Nam.

majosetrigo -

Gracias por la información, es muy interesante.Sat Nam

Jose -

Muy buen artículo, Rafa. Espero que la civilización, sea lo suficientemente "civilizada" como tomarse en serio que sin las abejas, desapareceríamos en cuestión de meses. A ver si utilizamos menos pesticidas, fungicidas, insecticidas y otras porquerías similares.

Verónica -

Hola Rafa, ¿en qué forma lo consumes? ¿dónde lo encuentras? Gracias. Un abrazo, Verónica.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres