Blogia
kundaliniongnamo

Funcionarios

Saludos a todos, compañeros de cambio de era, aunque ese no es el tema de hoy.

Quería hablaros sobre los funcionarios. Por delante dejo dicho que en mi familia no hay ningún funcionario público, así que creo que hablo desde la objetividad o al menos desde mi experiencia personal.

En España (no sé en Chile, Argentina, México y sudemérica en general) los funcionarios tienen muy mala prensa. Y es que claro, siempre hay algún funcionario gandul o ineficiente con el que todos hemos topado, es inevitable.

Pero claro, se tiende a generalizar y a llamar a todos los funcionarios gandules (y eso es lo menos que se les llama), pero también hay un grandísimo número de gente que son eficientes, trabajadores y (oh, sorpresa) humanos y buena gente. Si, aunque algunos no lo crean, existen funcionarios trabajadores y muy eficaces, pero es lo de siempre, las noticias buenas no venden y si las malas. Si se descubre un funcionario que ha enlazado 4 bajas, vacaciones, asuntos propios, enfermedad y está 2 años sin pisar el curro, sale en todos los lados, periódicos, radio, televisión etc. pero los que trabajan nadie les hace caso.

Todo esto me viene porque hoy, he recogido a mi querido hijo de la escuela infantil a la que lo llevo y con la que estoy muy contento con todo el personal y justo, por la ventana (no podemos entrar para no revolucionar al resto de pequeñines) he visto como 3 de esos funcionarios estaban cantando para calmar a unos 25 niños de 2 años para llevarlos al comedor. Algunos lloraban, pero ellos seguían con su labor. Esto me ha llamado tanto la atención que me he acordado de los funcionarios y su mala prensa y he pensado en escribir esto.

Otro ejemplo de funcionarios ejemplares son los sanitarios. Personalmente, sólo 1 funcionaria de hematología del hospital de Elda nos ha tratado como gilipollas, ignorantes y desde su podio de médica intocable, poniendo en evidencia su suma ignoráncia, ego superlativo, vacio interior y estupidez extrema; parecía una funcionaria de esas que cuentan del régimen de la dictadura franquista. Excepto esta horrible excepción, que el karma ya se encargará de ella, tooodos los demás fueron geniales en todas las veces, que he tenido que acudir al sistema sanitario. Gente amable, educada, eficiente después de turnos larguísimos.

Más. En hacienda. Pido cita cada año para que me hagan allí la declaración, y los que nos han atendido siempre han sido amables y controlando al máximo su labor, haciéndola óptimamente y muy rápido. Más. Tengo 1 alumna que es funcionaria y he podido ver en 1ª persona cómo pone todo su esfuerzo y energía hasta la extenuación en conseguir subvenciones que no llegan para hacer talleres que no tiene porqué hacer y que ayudan muchísimo a mujeres muy necesitadas y en riesgo de exclusión social. Si esta alumna fuese un banco, seguro que ya le hubiesen llegado ayudas y dinero, pero lamentablemente no lo es y "se deja los cuernos" en su trabajo, poniendo orden y organizando todo lo que puede o le dejan los caprichos de ciertos políticos (ojo, lo mismo, no todos son políticos corruptos y mangantes, no generalicemos aqui tampoco)

Desde luego que hay funcionarios/as inútiles, pero es que en varios trabajos que he desempeñado también ha habido trabajadores inútiles, que más que ayudar molestan y siempre van con mala cara. Y es verdad que hay personas que una vez que alcanzan la plaza, todo lo demás no les importa, se quedan sin objetivos en la vida y empiezan a deprimirse y a pedir bajas constantemente, en vez de aprovechar su estatus para ayudar y crecer interiormente.

Al final en el trabajo y en la vida hay dos tipos de personas, las que ayudan (y suelen ser más felices) y las que molestan y van exparciendo su negatividad como una semilla destructiva.

¿En cuál estás tú?

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

majosetrigo -

Hola Rafa! Respecto a tu artículo, te diré que estoy de acuerdo en lo que dices.
Las personas tendemos a generalizar y etiquetar, ensegjuida decimos: esta persona es una gandula, un maleducado...en raras ocasiones decimos: es buena persona (excepto cuando está muerta)o intenta mejorar...la verdad es que nos quedamos con lo superficial...Yo sé que a los funcionarios, a la mayoría, nos ha costado llegar al puesto en el que estamos pero también sé que hay gente que se acomoda, que se aburre o que sencillamente se ha equivacado de trabajo o no sirven para tener un trato directo con las personas. En estos casos deberíamos de tener la decencia de dejarlo y dedicarnos a otra cosa. Pero también es verdad que hay personas que se implican, que intentan mejorar, seguir aprendiendo, que incluso muchas veces dedican parte de su tiempo personal en el trabajo. Por eso estoy de acuerdo que tanto a la hora de hablar de los funcionarios como de otro colectivo cualquiera no deberíamos generalizar. Y otra cosa que podemos hacer es ejercer nuestro derecho como persona, si en cualquier organismo público nos tratan mal o de forma incorrecta, podemos pedir una hoja de reclamaciones y rellenarla, eso es más efectivo, creo yo, que el ir contándolo, sería una manera de contribuir a que cambiemos y mejoremos. Sat Nam.

Dharam Dharsan S. -

Estoy de acuerdo contigo, Marcos, al final tiene que ver con la persona. Un fuerte abrazo. Sat Nam.

Lamadal -

Puestos a generalizar, no es conveniente hacerlo, seas o no funcionario, ya que cada uno estamos en nuestro propio camino y proceso interior. Soy funcionario, no sé si se espera algo especial de mí por serlo, ya que somos "servidores públicos", tampoco me quita el sueño pero creo que el que es trabajador lo es donde esté y esto tiene poco que ver con su situación administrativa y laboral. Así que como dice el anuncio de cereales, pon buena cara cada día en el trabajo, allá donde vayas y estés con quien estés porque eso va a repercutir en tu salud y en las de los demás. Y si no puedes...., toma "All Bran" :)

Un abrazo muy fuerte a todos

Sat Nam
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres