Blogia
kundaliniongnamo

El esfuerzo.

El esfuerzo.

Hola a todos.

Quería hablaros un poquito y desde mi punto de vista, de la sociedad del bienestar.

Hoy, en este frenético mundo que se empeñan en crearnos desde todos los medios (y nosotros en creerlo, claro). Parece que busquemos el "TODO MUY BIEN". ¿Y qué es esto? Pues nada de sufrimiento, nada de dolor, nada de sudor y nada de esfuerzo. Si hasta existen máquinas de gimnasia pasiva. ¡Por Dios, qué es eso! Ahora, a poquito que estornudes o te suenes la nariz o por un pequeño dolor de cabeza, enseguida vamos a tomarnos una pastilla. No digamos ya si tienes una gripe. Miles de medicamentos puedes adquirir para aliviar los síntomas, cuando la mayoría de las veces, lo que el cuerpo hace es pedir que pasemos un tiempo con nosotros mismo, ya que no lo hacemos de otro modo.

En clase, al principio alguna gente viene pensando que va a hacer muuucha relajación, muuucha posturita suave y si acaso algún estiramiento. Claro, estas pobres personas que piensan que el yoga es eso, tienen dos opciones, o no vuelven nunca o cambian su mente y se enfrentan al sudor (madre mía, si mi cuerpo tiene poros por los que sale agua) y al esfuerzo que supone tonificar el cuerpo o estirarlo de verdad. Y hablo de tonificar, no de hacer gimnasia fuerte, ni mucho menos, aunque puntualmente si que hagamos alguna clase más fuerte (por ejemplo la semana pasada, que hicimos una kriya con 108 ranas).

En verano pongo el aire acondicionado a 21º y si salgo a la calle me quejo y sufro porque hace calor. En invierno pongo la calefacción a 28º y acabo creyéndome que no se puede vivir de otra forma.

Nos gastamos muchísimo dinero en cremas para no envejecer o para la celulitis, pero eso si, el café (o bebidas de cola), el cigarrito, el cubatita, el tumbarme al sol, los fritos, y trasnochar eso que no me lo quite nadie. Para qué voy yo a esforzarme, que se esfuerce la pastilla o la crema, yo no.

Es decir, al final nos convertimos en unas brevas. O en unos membrillos. Trozos blandengues que nos indignamos ante todo lo que no sea estar tumbados en el sofá, piscina, playa, café con los amiguitos/as etc. y cuando nos empieza a doler la espalda, porque no la movemos nada, en vez empezar a moverte, te tomas otra pastilla. O si acaso vas a un fisioterapeuta o masajista y que trabaje él, que para eso le pago. Yo me tumbo y si no me quita el dolor es su culpa, desde luego.

Todo esto no es un ataque a los medicamentos ni muchísimo menos a los fisios o masajistas (pues me consta que los hay muy buenos), pero en todo lo que hagas tú te tienes que implicar, incluso en tu sanación. Si lo dejas en manos ajenas todo, tienes un problema. Y cuanto más dinero tenemos, menos esfuerzo queremos hacer. Simplemente cocinar. Con lo agradable que es cocinar para ti y para los tuyos, preferimos irnos a que nos sirvan cualquier cosa, pagar mucho más y encima pasarnos la cena hablando de lo mal que está todo y que si la crisis y tal y tal.

Todo esto lo digo porque queremos erradicar el esfuerzo. ¡Si hasta existen persianas que se levantan con mando a distancia! Y el esfuerzo hace automáticamente que lo que consigas con él, tenga valor. Si lo consigues sin esfuerzo, pierde valor para tí. Esto es así.

Mira a la sociedad más rica del planeta, la estadounidense. Es donde más obesos hay y donde más miedo tienen de todo y de todas las cosas. Y aquí queremos, deseamos parecernos a ellos.

No todo lo que cuesta esfuerzo es malo, los que hemos subido a alguna montaña lo sabemos bien. De hecho que sea malo o bueno está en tu concepto de la cosa en cuestión. Así que suda un poco de vez en cuando, (recuerda que eres un humano de carne y hueso) esfuérzate en lo que desees y sobre todo se feliz, no te dejes engañar por los telediarios que se empeñan (a diario) en lanzarnos a la cara miedo y más miedo disfradado de un mundo lleno de dolor y peligros que acechan en cuanto salimos de casa o del país. No es necesario que hagas lo que todo el mundo hace, piensa o dice. Eres independiente y a la vez eres lo mismo que todos. Se que con la mente racional esto no tiene sentido, pero si sólo dispones de mente racional, entonces, de nuevo, tienes un problema.

"Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado. Un esfuerzo total es una victoria completa." Mahatma Gandhi.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Listhar -

Me ha encantado tu reflexión, la sociedad de hoy en día esta basada en la ley del mínimo esfuerzo, y el consumismo, los valores que nos hacen humanos cada dia van desapareciendo dando a conocer una sociedad deshumanizada, la belleza del tiempo, la paciencia y la constancia dan paso a la artificialidad y el aqui y ahora y es una pena.
Me gusta mucho tu blog, cuando lo nombraste en casa de mi hermana Irene me entro la curiosidad. Y estoy pensado en ir a tus clases de yoga.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres