Blogia
kundaliniongnamo

La belleza de la mujer.

La belleza de una mujer no es un número. Ni 70, ni 80, ni 90 ni 1000. La belleza de una mujer va más allá de las matemáticas y más allá de la comprensión lógica que tanto nos gusta y nos tranquiliza a los hombres, dándonos seguridad con sus medidas, límites y acotaciones.

La belleza de una mujer no es el color de sus ojos, sino como es capaz de mirarte y cómo te desnuda, dejándote indefenso, paralizado y aturdido con esa mirada que destroza tus defensas, a veces de modo casual.

La belleza de una mujer no es la piel de sus piernas. Da  igual que sea piel de naranja, melocotón o piña. Pero, ¡ah!, observa como anda, con la mágica cadencia, que parece bailar al compás de un sonido tan antiguo como el mar o quizá más aún.

La belleza de una mujer no es el perfume canal nº 5 que se ponga, sino el aroma que desprende cada parte de su cuerpo cuando está a tu lado después, antes y mientras...

La belleza de una mujer no es si lleva las uñas largas, pintadas, las manos suaves, de terciopelo, sino como esas manos te acarician, te agarran, te sujetan, te arañan...

No es un número. No importa la largura de su pelo, pero si que esté despeinada por la mañana, a tu lado, de un modo que siempre, siempre estará más guapa que cuando se arregle y se ponga de peluquería carísima con maquillajes y etcs varios que los hombres desconocemos(o yo al menos). Por la mañana es de los momentos de mayor hermosura de una mujer, con los ojos entornados, el cuerpo tibio y si tienes suerte, buscando un abrazo.

Insisto, no es un número. Da igual si usa 80, 90, 100, 110. Importa como te acoge en su pecho cuando estás derrotado, con un abrazo casi maternal y te susurra palabras a tu oido... lo cual me lleva a que tampoco importa el grosor de sus labios, sino las palabras que de ellos salgan y las veces que sonría y que TE sonria en su vida. Una mujer sonriendo también está en la cúspide de la belleza de esta creación.

No importa el vestido, traje, ropa que lleve puesta, pero si que cuando se cruce con un niño por la calle y este niño le mire, a ella se le escape, casi sin querer, una sonrisa desde el alma, sacando lo que en sus genes llevan escrito a fuego de tantas y tantas vidas de maternidad de que a los niños se les quiere, protege, cuida y educa, dándole igual si es suyo o no. Esta también es una de las cúspides de la belleza.

La belleza de una mujer, al fin y al cabo, está en su alma, pero para verla tienes que saber mirar profundamente, más allá de los cánones de belleza que estén vigentes en el tiempo que te ha tocado vivir.

PD:(añadido posteriormente) Lo que aqui escribo salió de mi corazón. Es lo que yo pienso de las mujeres en general, inspirado por la mía, en particular. Es simplemente mi opinión y puedes o no estar de acuerdo, esa es la grandeza de la libertad. Deseo que te guste lo que has leído. Sat Nam

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

10 comentarios

Rafa -

No sé porqué todas las chicas pensáis eso. Pero a mi me parecéis siempre
guapas por la mañana, con los ojos hinchado inclusive, ja, ja.


El 29 de octubre de 2011 11:42, Blogia <
kundaliniongnamo.2011102501....@email.blogia.net

koraline -

de todas formas seamos un poco objetiv@s,por la mañana ,con esos pelos ,los ojos hinchaos ....ya hay que estar enamorao...!
y que conste que soy chica.
un saludo

Nuria -

hermoso Rafa...ay tanto amor en tus palabras... gracias, simplemente gracias por compartir con nosotr@s lo que tu corazón dice, y gracias porque me has hecho sonreir. Me has dejado sin palabras...un fuerte abrazo

Lina -

Esas sabias palabras nacen del corazón enamorado. No son las palabras las que me embaucaron, son los sentimientos que de tu corazón emanaron. Ese amor puro que detrás de las palabras se esconden es el que hace mucha falta en esta sociedad. No hay sentimientos masculinos o femeninos, simplemente es la capacidad de amar la que expresa o verbaliza lo que el corazón no puede declarar con palabras o sonidos.
Gracias Rafa por compartir con nosotros tus sentimientos

Carmen -

Tus palabras y tu forma de decirlas,me han dejado sin palabras y casi sin aliento. Cuando miras con los ojos del alma puedes encontrar tesoros inimaginables. Invito a todos a que lo intentemos con el corazón, y usemos esa forma de mirar divina. Gracias!

Sach Sevak Kaur -

Simplemente: hermoso. En nombre de todas las mujeres, gracias.

Irene -

Ufff Rafa parece que estoy escuchando a Juan Carlos, sobre todo en lo de estar despeinada por las mañanas jajaja (sigo sin entenderlo jajaja). Ahora en serio, creo q si q es cierto q la mujer lo tiene muy complicado en la sociedad de hoy en día para sentirse bella, demasiados cánones, demasiada superficialidad y lo tiene crudo si por dentro no se siente bien consigo misma. Me ha encantado tu forma de expresarte, muchas mujeres tendríamos q pensar en lo bellas q somos por naturaleza y lo q somos capaces de trasmitir a traves de nosotras mismas, con las miradas, con las caricias, con los abrazos incluso con las palabras.

Verónica -

Rafa, gracias por liberarnos de tantas cosas. Si la belleza está en el ojo del que mira, ojalá, por lo menos por una vez, todas podamos senitrnos bajo esa mirada.

Dharam Dharsan Singh -

Si, claro, pero este artículo lo he querido dedicar a la mujer, porque está sometida a un montón de reglas de la moda y cánones de belleza imposible que por lo general, a muchos hombres nos parecen absurdos en la mayoría de las veces. Pero si, la belleza de cualquier ser humano está en el brillo de su alma. Gracias Dani.

Daniel -

Supongo que lo mismo parala belleza de un hombre, no?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres