Blogia
kundaliniongnamo

Nuevo año sin humo en la hostelería.

Hola a todos.

Lo primero que he hecho esta mañana al salir de casa es algo que hasta ayer no podía hacer o bueno, no quería hacer pero antes de contarlo, quiero dejar claro que no ataco para nada a ningún fumador con este artículo, cada uno ha de elegir su camino y nunca seré yo para negar esta libertad de elección a uno solo de los seres del universo. Sólo apoyo la nueva ley, desde mi punto de vista.

Mi mujer, mi hijo (4 meses hizo ayer) y yo nos hemos levantado, vestido y nos hemos ido a desayunar a un bar. Si, a un bar. Y es que es algo que antes, con el bebé, no quería por no exponerlo al humo del tabaco. El caso es que hemos visto a varios conocidos, y de los cuales, 3 eran fumadores (y allí estaban igualmente). El día 31 de diciembre, como cada viernes, Raúl y yo nos vamos a almorzar al bar a hablar, sobre todo, del disco Simran, de como van a ser los conciertos, el orden de las canciones y también del nuevo disco. Pues allí había mucha gente fumando y claro, como siempre, al salir olor a tabaco. La dueña del bar estaba bastante cabreada porque pensaba que iba a perder clientes con la entrada de la nueva ley a lo que yo le dije que no lo creía, que las personas iban a acudir igual al bar, aunque el cigarro se lo fumen en la calle.

Pienso que esta ley es un avance. Desde luego esa es mi humilde opinión y desde luego que hay más opiniones que la mía. Pero creo que es algo que poco a poco veremos lógico. Ahora ves películas antiguas y se ven a doctores en los hospitales fumando y, según dicen, aquello era normal. Dentro de 15 años, nosotros veremos inadmisible estar en un bar, cenando o comiendo y que en alguna mesa de al lado alguien esté fumando, será como lo es ahora para nosotros imaginarnos a un médico, salir de quirófano, y encenderse un cigarro (cosa que mi mujer vivió cuando vió a un médico salir de operar a su abuelo. En el 1988, osea, no hace tanto, fue cuando se prohibió fumar en hospitales y colegios). Cuando yo era pequeño y paseaba por mi pueblo, había jóvenes bebiendo litronas de cerveza en los bancos de cualquier parque y aquello, afortunadamente, también se prohibió.

Son leyes que no son nada populares. Tal vez sea porque con la gente que me suelo juntar no fuma, pero antes nos cohibía mucho el ir a cafeterías por la tarde a charrar y quedábamos en casas para evitar el olor en el pelo y la ropa a humo. Con toda esta gente he hablado y todos estamos de acuerdo en empezar a quedar en bares, sin problema, porque antes eso era lo que nos echaba para atrás.

Hace unos meses fui a una boda en la que lo pasé fatal por el tabaco y en cuanto pude me escapé y dejamos de ir a desayunar los sábados con la familia de mi mujer porque el bar en donde van se fumaba muchísimo. Ahora podremos retomar esta costumbre, sin tener que asfixiarnos, pues si bien un cigarro en una mesa lo podía tolerar, cuando la mesa de al lado se encendían 3 a la vez y luego, a los 10 minutos otros 3, para mi era un infierno. Tal vez para otros no sea tan molesto, pero bueno, cada uno es cada uno y a mi me molesta sobremanera. Desde mi punto de vista, fumar y comer es envenenar la comida.

Quizá un dia, en España estaremos en los niveles de educación, convivencia y sentido común que en otros países nórdicos y no hará falta legislarlo todo, pero de momento está bien visto por todos: chillar hasta las doce de la noche, poner la televisión (que ese es otro tema, la maravillosa televisión con sus programas "educativos") a un volumen altísimo hasta que te acuestas (que suele ser alrededor de la 1 de la madrugada), escuchar "música"(entre comillas porque a cualquier abominación le llaman música) también altísima, si un equipo importante de fúbol gana algo, se pueden cortar las calles y pitar con el coche hasta que tú quieras. Y hablando de coches, conducir a 140 o 160 o incluso, si eres un super macho dominante a 180 Km/h o más (y si vas bebido o drogado ya eres la bomba) también tiene mucho éxito. Y un larguísimo etcétera de maravillosas costumbres ibéricas de las que sentirnos "orgullosos" (hasta hace poco, las calles estaban llenas de excrementos de perros y ahora, desde que se multa, todavía hay dueños que no lo recogen, pero es verdad que son los menos). Desde luego no todo es malo en España, pero hay muchas cosas que son para sentir verguenza. Y para eso no hay más que viajar un pelín. Sólo un poco.

Si nos sinceramos con nosotros mismos veremos que el no fumar en sitios cerrados ayudará a mucha gente a no tener que respirar lo que no quiere y que encima es perjudicial. Es verdad que hay gente que sin fumar molesta más en los sitios cerrados, personas sin civilizar siempre te puedes encontrar, pero también es verdad que a los que no fumamos, el humo de tabaco de otros nos molesta mucho.

Por último no quiero dejar de decir que si, que creo que es pura hipocresía ampliar los puntos de venta del tabaco y prohibir fumarlos por otro lado. Seguramente esto sea hipocresía, pero desde luego, una cosa no quita a la otra.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Antonio -

Hola
nunca habia oido a un fumador aceptar las cosas asi, con tranquilidad y pensando las cosas, al menos pensando desde las dos posiciones. Enhorabuena, sinceramente. Yo tambien aplaudo la medida, provocara durante un tiempo, pero dentro de nada sera normal no fumar tanto, ya vereis.
Saludos a todos

Rafa -

Lo que dices, Francis es totalmente cierto. Todavía estamos por educar
muchos ciudadanos y con solo la ley anti-tabaco no se puede conseguir que
todos sean cívicos (el caso de la pelota y las gafas es otra prueba de lo
poco evolucionados que somos). Además, el tabaco mata, la mala leche también
y la prisa ni te cuento, pero si quitamos al menos uno de los factores, pues
mejor ¿no crees?.

Gracias por tu comentario, el tuyo, siendo fumador vale el doble.

Sat Nam

El 6 de enero de 2011 23:40, Blogia <
kundaliniongnamo.2011010401....@email.blogia.net

Francis -

Yo por desgracia,por adicción,por muchos motivos que a veces desconozco soy fumador,y desde luego apruebo la ley al 100%,ya que lo que yo expulso al fumar se que es muy desagradable y actúo muy negativamente sobre los demás y eso si que no me hace gracia.Enhorabuena a todos los no fumadores y fumadores,pero mejor habría sido decir que sustancias adictivas lleva el tabaco prohibiendo su venta,pero como la señora Pajín y la camarilla que lleva,los tontos fumadores seguimos pagando el sello o impuestos para que sueldos vitalicios y no vitalicios esten cada mes ingresados en sus cuentas.Ah y eso si se puede matar,insultar,robar,engañar,que un niño te rompa las gafas de un pelotazo en un parque y las mamas bien sentadas y criticando a los demás,eso esta bien pero fumar respetando a los demás eso esta penado con sanciones y precios realmente bestiales,ole los cojones (con perdón)de los socialistas a los que yo he votado.El tabaco mata lo dice un fumador,pero la mala leche jode,pero apruebo la ley y la seguiré obedeciendo para eso es un decreto,y las democracias funcionan así y es admirable.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres