Blogia
kundaliniongnamo

El AQUI y el AHORA

El AQUI y el AHORA

Hola a todos. Después de un artículo tan "técnico" como el anterior, el de los mudras, quería escribir otro diferente.

La idea me ha surgido después de una conversación con un alumno, después de clase. Él viene a clase y se nota que su cerebro está ebullendo todo el rato. Pensando analíticamente todos y cada uno de los ejercicios que hacemos. Incluso abre los ojos para observar las posturas de los otros alumnos. En la última clase me dijo que no había encontrado ningún fallo a nivel de fisioterapia en ninguna postura o ejercicio de los que hacemos en clase, a lo que yo respondí que se olvidara de estar pensando y analizando. Que dejara descansar su muy analítica mente, al menos en el horario de clase.

¿Por qué os cuento esto?. Bueno, se que por unas circunstancias u otras casi siempre en yoga los alumnos estáis con la mente en otro sitio. A veces venís allí, al momento, al ejercicio, a la respiración, al mantra, pero casi siempre os volvéis a marchar al poco. Esto es lo que ocurre en muchos casos, por su puesto que no en todos, y por eso me suelo poner taaaaan pesado con "concéntrate al tercer ojo", "observa tu respiración", "vigila tu postura", "céntrate en el movimiento del ejercicio", etc. Y todo esto lo hago porque sé por experiencia propia que la clase se aprovecha y se saca todo su "jugo" sólamente cuando estás no sólo físicamente, sino también mentalmente EN CLASE.

Nuestras mentes están acostumbradas a procesar grandísimas cantidades de información, analizar y enjuiciar, sacar conclusiones y pensar como actuar al respecto. Posiblemente todo lo que decidamos nos afectará de una manera u otra, por lo cual también se nos carga la responsabilidad de la elección. Y seguro que se ha de tomar dicha decisión en el poco flexible plazo de "ya". A todo esto se puede añadir que probablemente tengamos varias elecciones que tomar ¡¡¡al mismo tiempo!!!, y ya con esto estamos (hablando mal y pronto) que no damos abasto.

Bueno, cada uno en su vida decide qué hacer, desde luego, pero en clase debemos intentar simplemente, seguir las instrucciones de la kriya que ese día toque, respirar, sentirnos física y mentalmente a nosotros mismo, dirigir toooooodas las miradas y pensamientos hacia nosotros, QUERERNOS MUCHO, disfrutar de cantar cuando lo hacemos, sentirnos profundamente conectados con nostros mismo.

La respiración larga y profunda y la concentración al tercer ojo ayudan mucho a cortar con todo lo que nos ha sucedido a lo largo del día y/o con los planes que tenemos para después y así estar sencillamente en el AQUI y en el AHORA, nada más. Pero lo importante es disciplinar tu mente y no dejarla que sea ella la que piense y decida, sino tú, tu propia voluntad la que diga "Bueno, ahora es mi tiempo, voy a dedicar toda mi energía a mí y a hacer todo lo bien que yo pueda los ejercicios y posturas".

Y algo más, esto es muy importante, si alguna postura no puedes aguantarla todo el tiempo o bien por cualquier motivo te ves obligado/a a parar antes de que finalice el tiempo, no hay problema, para, pero no te desconcentres, no te juzgues y empieces a pensar que no eres capaz ni ninguna tontería así. Ya lo harás y si no, tampoco pasa nada, pero seguro que sí que puedes no desconcentrarte y abrir los ojos y dejar de respirar,(o dejar de cantar el mantras si el ejercicio lo incluye) etc.

Os remito al artículo del día 28 de junio de 2006, llamado "El tiempo de clase, tu tiempo", pues en este artículo también hablo de todo esto pero desde otra perspectiva.

Un abrazo y a disfrutar.

 

Sat Nam

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres